Loading...

Ortodoncia

Sonríe Siempre

¿Cómo sé si necesito tratamiento de ortodoncia?

Ortodoncia es la especialidad de la odontología que se encarga de corregir la posición de los dientes y huesos que se encuentran mal ubicados. Los dientes en mala posición aparte de ser una alteración estética, producen una serie de problemas funcionales. Los dientes que no muerden correctamente unos contra otro son difíciles de mantener limpios, corren riesgos de pérdida precoz debido a caries y enfermedades periodontales, y ocasionan una tensión extra sobre los músculos de la masticación que puede generar dolores de cabeza, problemas articulares y dolores en el cuello, hombros y espalda. 

Los tratamientos ortodóncicos tienen la ventaja de proporcionarnos una boca sana, una sonrisa de aspecto agradable y dientes con mayores posibilidades de durar toda la vida.

 Para saber si necesitas un tratamiento de ortodoncia, tenemos que hacer un estudio completo de tu caso. Para eso nos basamos  en elementos de diagnóstico tales como historia clínica y odontológica completa, examen clínico, modelos en yeso de sus dientes, radiografías y fotografías de boca y cara. De acuerdo con el diagnóstico realizado, podemos decidir si necesitas un tratamiento de ortodoncia y te entregaremos un plan de tratamiento adecuado a tus necesidades.

¿Cómo funciona el tratamiento ortodóncico?

Se utilizan diversos tipos de aparatos, fijos y removibles, para mover los dientes, volver a entrenar los músculos y modificar el crecimiento de los maxilares. Estos aparatos funcionan aplicando una presión suave sobre los dientes y los huesos. La severidad del problema deteminará cuál será el enfoque ortodóncico más eficaz.

¿Cuándo es recomendable hacer una evaluación?

Se recomienda que los niños a partir de los 6 años visiten a su ortodoncista para que evalúe el crecimiento y desarrollo de los maxilares, el recambio de dientes y si existe suficiente espacio para que erupcionen los dientes permanentes.

En el caso de los adultos pueden consultar si notan que tienen un problema de oclusión, mordida abierta, separación de dientes, falta de espacio, etc.