Loading...

Para que el tratamiento sea exitoso, es fundamental hacer un buen diagnóstico. Esto permite además, ser más eficiente y efectivo nuestro trabajo.

En nuestra clínica hacemos a TODOS nuestros pacientes un ESTUDIO-DIAGNÓSTICO para el cual pedimos algunas radiografías y tomamos fotografías de cara y dientes además de moldes de la boca.

Con este material, hacemos un montaje en articulador que es un instrumento clave en Ortodoncia que permite evaluar la mordida y luego hacemos un análisis computarizado de las cefalometrías diagnósticas, hacemos una predicción de crecimiento y la simulación de los resultados de tratamiento.

Para realizar este estudio, también analizamos tu historial médico y dental. Haremos una evaluación clínica y determinaremos si es el momento oportuno para realizar el tratamiento. Te daremos una apreciación general de tu problema y cual es nuestro enfoque de tratamiento.

Si es necesario también te pediremos otras radiografías, interconsulta de tu dentista tratante o cualquier antecedente de tu historia médico-dental.

En el caso de Invisalign sumando a todo lo anterior, tenemos que complementar el diagnóstico con la digitalización de tus dientes y de tu mordida. Con esto podemos planificar en forma virtual (3D) todos los movimientos necesarios para lograr los objetivos de tratamiento.  En esta etapa puedes visualizar cómo van a quedar tus dientes al final del tratamiento. 

Una vez que terminamos el diagnóstico, nos reunimos con los pacientes, y en el caso de los niños, involucramos también a sus padres. Presentamos el estudio, sus resultados y nuestro plan de trabajo con las alternativas de tratamiento.

Hablamos sobre la secuencia y tiempo estimado que nos tomará ejecutar lo propuesto. Además te entregamos el presupuesto total del tratamiento. Así los pacientes y sus padres quedan totalmente informados de todo lo que vendrá a continuación.

Una vez que se opta por el tratamiento, se fija el día para la instalación de los aparatos. Esto se hace en una sesión de dos horas aproximadamente, para lo cual la boca del paciente debe estar completamente sana.

Ese día se entregará un kit con los cepillos necesarios para la limpieza con brackets y/o alineadores, y se enseñará la técnica adecuada.

Es necesario supervisar el tratamiento constantemente. Dependiendo de la etapa en que se encuentre, los controles se realizan entre dos y seis semanas. En éstos se verifica el estado de avance y se cambian los materiales si es necesario.

Además de los controles, en la mitad del tratamiento se hace una evaluación completa del tratamiento, en donde se miden todos los aspectos, con lo cual se pueden medir los avances.

Durante los tratamientos con Invisalign se pueden escanear con el iTero para medir de forma objetiva los avances durante el tratamiento. 

Una vez que se retiran los aparatos, los pacientes deben usar contenciones para asegurar la correcta posición de los dientes.

La mayoría, debe usar una placa removible 24 horas por los próximos tres meses, y luego en la noche por los siguientes 6 meses.

En algunos casos, el paciente queda con contenciones fijas.

En nuestra clínica recomendamos que aquellos pacientes que han terminado completamente su tratamiento nos visiten una vez al año para chequear que la mordida sigue funcionando correctamente.